CUANDO ME ENFOCO EN MIS HIJOS

15
dic '15

Quiero escribir sobre algo que me parece lo más maravilloso del mundo. Y es hoy me he propuesto poner el foco en los hijos, en mis hijos en particular y poder compartir las ideas y emociones que me surgen en este preciso momento.

Lo primero que me viene es la gratitud y es que siento gratitud y esa emoción me invade de manera clara y por eso doy gracias a Dios por haber tenido unos hijos maravillosos: Víctor y Lucía, sin duda para mi es el mejor regalo del mundo.
 
También surge dentro de mí  sentimientos como la belleza y veo como la naturaleza humana se ha superado cuando veo una fotografía de mis hijos, sin duda mis hijos han sacado todo lo mejor de sus padres, la mejor esencia posible.
 
Otra cosa que me viene cuando pienso en mis hijos es inspiración, siento una fuerza para avanzar en la vida y mi vida tiene mucho más sentido gracias a mis hijos, son ellos el motor de lo que hago.
 
Y es que unos hijos sacan lo mejor que llevamos dentro y nos dan todo el optimismo que necesitamos para caminar, para avanzar y para luchar, todo el coraje que tanta falta nos hace.
 
Y como no el Amor, pero un Amor que va más allá de los sentimientos, un Amor que hace maravillas cuando se activa, una Amor que es compromiso, que es sacrificio y que nos mueve, un Amor que es acción.
 
Y qué no hará un padre o una madre por sus hijos, hasta donde podremos llegar y hacer por ellos. Son nuestras mejores obras de arte en forma de amor y especialmente quiero destacar todo el trabajo y esfuerzo de su madre, de todas las madres. 
 
Hay algo más potente que el amor de una madre ¿?
 
Creo que no ¡¡
 
Hoy es para mí un orgullo pensar y sentir lo que supone haber tenido unos hijos que brillan como dos soles y que nos hacen brillar, nos hacen mejores personas y nos dan la confianza para seguir viviendo, pero no de cualquier manera, sino con una vida con sentido.
 
Lo mejor de todo es poder contemplar su sonrisa, su ilusión, sus ganas y todo lo bueno que nos hacen sentir y hacer en la vida, a pesar de que los hijos son una fuente de sacrificio y a veces de sufrimiento.
 
Hoy me quiero cargar las pilas del corazón, gracias a mis hijos en particular y en general con todos los hijos del mundo.
 
A pesar de los disgustos que a veces nos dan, nada es comparable con la felicidad que te dan unos hijos, son un gran regalo y nos dan la vida.
 
 
 
¿ Qué es lo que mis hijos me hacen sentir ?

 -Gratitud, amor, fe, ternura, ilusión, felicidad, sentido de la vida, esfuerzo y superación.
 
Para terminar quiero decir que me siento muy contento y agradecido por haber tenido unos hijos maravillosos que sin duda han cambiado mi vida y que me animan, me motivan a seguir hacia adelante y a trabajar por construir un mundo mejor.

#SeOsQuiere #GenteGenial
Eloy Rubio Aranda
CEO y fundador de Solunova
Innovación para tu vida